Chorreado abrasivo

Chorro Naval

Chorreado abrasivo

El chorreado abrasivo se utiliza en la limpieza y tratamiento de superficies mediante una proyección de partículas abrasivas. Este método se utiliza para el tratamiento de superficies nuevas y para la restauración de superficies con problemas de corrosión o suciedad.

Para realizar el chorreado abrasivo se precisa de una fuente de aire comprimido y unas partículas abrasivas que son lanzadas a gran velocidad contra la superficie a tratar. Según la naturaleza del sustrato se puede variar la presión y utilizar diferentes tipos de abrasivo (angular de acero, escoria de cobre, arena silícea, granate, micro-esferas de vidrio, etc…) para lograr el acabado más adecuado en cada caso.

Chorreado abrasivo como proteccion

Cuando se quiere proteger una estructura metálica a largo plazo contra la corrosión, el chorreado es el tratamiento ideal como preparación de la superficie, para recibir posteriormente la pintura, maximizando el resultado del recubrimiento escogido.

El chorreado abrasivo se utiliza en todo tipo de estructuras, grandes o pequeñas, sobre cualquier superficie, como acero, aluminio, madera, piedra, hormigón, inox, etc… Su aplicación abarca cualquier sector industrial, así como usos “domésticos” para la restauración de objetos más cotidianos.

Chorreado abrasivo

CHORREADO EN CABINA

Los tratamientos de chorreado pueden ser realizados  “in-situ” o en nuestra cabina de granallado, de este modo las condiciones ambientales nunca son un obstáculo y se evitan las molestias para el cliente.

Este es un método económico y de gran calidad, para realizar un tratamiento a las piezas de tamaño medio o pequeño, fáciles de transportar.

Con este sistema podemos tratar objetos cotidianos o piezas industriales de tamaño medio.

Chorreado abrasivo
Shares
Share This